Publicado en Recetas

Taller Pumpkin Spice Cheesecake 🤤

Pumpkin Spice Cheesecake

Aprovechando la temporada de otoño y preparándonos para los días festivos que trae la época vamos a estar preparando un riquísimo cheesecake de calabaza. Modestia aparte ya me dijeron que era mi mejor postre hasta el momento 🥳.

Esta receta fácil de cheesecake con calabaza tiene un relleno ligero y cremoso con todas tus especias de otoño favoritas y mucho sabor a calabaza en una corteza crujiente de galletas Graham, todo cubierto con cucharadas de crema batida. ¡Es el postre perfecto para el día de acción de gracias, las fiestas y cualquier día de otoño!

Necesitarás al menos un día de anticipación para comenzar a preparar tu receta pero la espera valdrá la pena.

Ingredientes para la corteza de galleta

  • 14 Galletas Graham (200g) (Las galletas de jengibre y las galletas Biscoff son otra excelente opción para utilizar).
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal derretida (56 g) 
  • 1 / 4 taza de azúcar (24g)
  • 1 / 2 cucharadita de canela (1g)

Ingredientes para el Cheesecake

  • 2 libras de queso crema (4 paquetes)
  • 1 / 2 cucharadita de sal
  • 1 taza de azúcar (200g)
  • 3 / 4 taza de azúcar morena (150g)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla (10 ml)
  • 5 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de harina para todo uso
  • 1 taza de puré de calabaza (225g)
  • 3 / 4 taza de sour cream (crema agria)
  • 1 / 2 cucharadita de canela molida (2g)
  • 1 / 4 cucharadita de nuez moscada (recién rallada si es posible)
  • 1 / 4 pizca de jengibre en polvo
  • 1 / 4 cucharadita de allspice
  • 1 / 4 cucharadita de cardamom

Ingredientes para el Whipped Cream

  • 2 tazas de crema espesa fría (480 ml) 
  • ¼ taza de azúcar de confección (30g)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla (10 ml)

Procedimiento para la corteza de galleta:

Precaliente el horno a 350F. Agregue galletas Graham a su procesador de alimentos o licuadora y triturar hasta que se rompan en trozos pequeños. Agregue el azúcar y la canela y déjelo por unos segundos mezclar. Vierta la mantequilla derretida que ya debe estar un poco fría a la mezcla y mezclar hasta que veas que forma como una pastita. Retire las cuchillas y use una espátula para terminar de mezclar por completo.

Transfiera la mezcla a su molde desmontable y presione utilizando una taza medidora o un vaso hasta formar una capa plana. Hornee durante unos 10-15 minutos, o hasta que tenga un color dorado más oscuro. Retire del horno, reserve y reduzca la temperatura del horno a 300F.

Una vez el molde esté frío, envuelva el fondo y los lados del molde desmontable con dos capas de papel de aluminio para que el agua no se filtre en el pastel mientras se hornea pues vamos a estar haciendo un tipo de baño de maria para hornear el cheesecake. 

Procedimiento para el cheesecake;

Agregue el queso crema a temperatura ambiente a la batidora con el aditamento para batir y mezcle a velocidad media hasta obtener una consistencia cremosa.

Agregue los azúcares y la sal al tazón y mezcle a velocidad media alta hasta que todo esto se integre completamente. Parar por un momento la batidora para raspar y limpiar el tazón y volver a mezclar hasta que esté completamente homogéneo.

Agregue los huevos  que deben estar a temperatura ambiente uno a uno, permitiendo que cada uno se incorpore antes de agregar el siguiente. Raspe el tazón hacia abajo y mezcle unos segundos más hasta que quede suave. Una vez incorporados los huevos, agrega el puré de calabaza, el sour cream, las especias y la vainilla. Mezcle hasta que todo se incorpore y raspe el tazón por última vez. 

Vierta la masa en el molde desmontable envuelto en papel de aluminio. La masa no crecerá mucho durante este horneado lento así que puede llenarla más allá de los 2/3.

Ahora vamos a formar un baño de maria. Coloque el molde desmontable con papel de aluminio dentro de un molde para hornear grande. Llene con agua muy caliente o hirviendo un poco más de una pulgada de profundidad y lleve todo al horno.

Hornee durante unos 60 minutos o hasta que el pastel esté listo pero el centro se tambalee. No debes abrir el horno nunca. Apague el horno pero deje la puerta cerrada y deje reposar el pastel durante una hora más en el horno. 

Retirar del horno y enfriar a temperatura ambiente. Cuando el pastel esté totalmente frío cubrir con una toalla o papel toalla y sellar con papel transparente de cocina para llevar a la nevera y dejarlo ahí por al menos 24 horas. 

Importante;

Puedes disfrutar del cheesecake después de unas horas en la nevera, pero es MUCHO más fácil de cortar y tendrá la consistencia correcta si lo dejas en la nevera durante 24 horas.

Pasa un cuchillo por el borde del pastel antes de soltarlo del molde. Puede decorar el pastel con cucharadas de crema batida o disfrutarlo solo.

El queso crema debe estar completamente a temperatura ambiente. Si el queso crema está demasiado firme, la masa no quedará suave.

Hornee en un baño de agua y deje ese horno cerrado durante una hora después de apagarlo y antes de retirarlo. El horneado es lento y constante esto te producirá un cheesecake suave y sin fisuras.

Trate de no abrir el horno, las variaciones en temperaturas no serán buenas para su cheesecake.

No se asuste si su tarta de queso parece poco hecha después de una hora de horneado, se endurecerá.

Cuando envuelva la tarta de queso, coloque un trozo de papel absorbente debajo del plástico o papel de aluminio. Esto absorberá la condensación y su superficie no se verá afectada por las gotas de agua.

Procedimiento para el Whipped Cream;

Es esencial tener un tazón frío, un aditamento para batir frío y una crema espesa fría para la receta. Coloca todo en la nevera de 15 a 30 minutos antes de hacer la mezcla. 

Vierta la crema espesa y azúcar de confección en el tazón de su batidora equipada con un aditamento para batir. Batir a velocidad alta durante unos minutos. ¡No dejes de vigilar! La crema se bate rápidamente y si se bate demasiado se cuajará y perderá su textura sedosa. Parar un momento la batidora y agregar la vainilla para añadir sabor y mezclar por unos segundos adicionales.

Sabrá que la crema está lista cuando se formen picos suaves a medida que se levanta el batidor. 

Llevar a una manga pastelera para adornar tu cheesecake. 

Te recomiendo tapar con una toalla la batidora pues la mezcla tiende a salpicar al momento de batir los ingredientes.

Preparación de los mini cheesecakes ;

Precaliente el horno a 350F.

En un molde para cupcakes vas a poner papelitos para cupcakes y rellenar con un poco de galleta. Presionar con un vaso pequeño hasta formar una superficie plana de galletas.

Hornear durante ocho minutos. Retirar del horno y reservar hasta que se enfríen totalmente.

Use una cuchara para mantecado pequeña que le ayude a transferir la mezcla de cheesecake a su molde para cupcakes. Llene aproximadamente 3/4 hasta la parte superior.

Hornee a 350F durante 18-20 minutos utilizando un baño de maria al momento de hornear con agua bien caliente. Apague el horno pero deje la puerta cerrada y deje reposar el pastel durante 20 minutos más en el horno. 

Retirar del horno y enfriar a temperatura ambiente. Cuando los mini cheesecakes estén totalmente fríos cubrir con una toalla o papel toalla y sellar con papel transparente de cocina para llevar a la nevera y dejarlo ahí por al menos 24 horas. 

Retirar el papel del cupcake al momento de servir y ddornar con crema batida.

Taller en video
Publicado en Recetas

Tembleque de Coco

El Tembleque es sin duda el postre navideño que más me gusta. Me recuerda mucho a mi abuela Gina. Cada navidad de pequeña era el plato que la caracterizaba, yo soñaba con su tembleque cada vez que íbamos a visitarla. No he probado mejor tembleque que el de ella. Aunque esta no es su receta, he tratado de prepararla según lo recuerdo. Así que vamos a prepararlo para que lo tengas listo para la cena de Navidad.

Ingredientes;

  • 1/2 taza + 1 cda de fécula de maíz (Maizena)
  • 2 latas de leche de Coco
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 2 cdts de extracto de coco
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cda de clavos para cocinar
  • 1 cda de estrellas de anís
  • 2 rajas de canela
  • Canela en polvo para decorar
  • Coco rallado

En una cacerola a fuego bajo voy a poner el agua, las estrellas de anís, los clavos y las rajas de canela por 15 minutos hasta obtener un té de especias. Luego voy a retirar del fuego y dejar enfriar completamente a temperatura ambiente.

Cierno mi maicena y la voy a mezclar con una de las latas de leche de coco. Mezcla hasta que sientas que toda la maicena se disuelve en la leche completamente. Si quieres que el tembleque te quede menos durito ponle menos cantidad de maicena (a mi me gusta bien durito). Luego pongo el resto de la leche y la pizca de sal. Ahora cierne el azúcar y añadir a la mezcla. Mezcla completamente hasta que veas que toda el azúcar se disuelve con el resto de los ingredientes. Voy añadir dos cucharaditas de extracto de coco y el té de especias que ya debe estar completamente frío. Mezclar todos los ingredientes hasta sentir que todo está diluido.

Estando todo diluido lo llevé a una cacerola a fuego mediano y con la ayuda de un whisk (batidor de mano) voy moviendo constantemente. Tienes que moverlo TODO el tiempo para evitar que se “empelote” o queden grumos. Cuando cambie la consistencia a una más espesa le bajo el fuego a lo más bajo y sigo mezclando por unos cinco minutos. Retiro del fuego y lo llevo al envase donde lo vas a servir. Deja enfriar completamente a temperatura ambiente antes de llevar a la nevera para evitar que se llene de agua el tembleque por el proceso de condensación. Llevar a la nevera por al menos dos horas antes de servir (yo lo deje por 24 horas). Al momento de servir espolvorear con canela y coco rallado.

Publicado en Recetas

Galletas de Navidad

¿Existe algo más tradicional en Estados Unidos que las galletas de navidad? Estas deliciosas galletas vienen de distintas formas, tamaños y sabores. Familias enteras se reúnen para prepararlas y luego competir por la mejor decoración. En estos tiempos en los que debemos estar en el núcleo familiar inmediato te invito a prepararlas junto a toda la familia. Son muy fáciles y quedan deliciosas.

Ingredientes;

  • 1 1/2 taza mantequilla
  • 1 1/2 taza de azúcar blanca
  • 3 cdts o 5 gms queso crema
  • 1 huevo completo
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cda extracto vainilla
  • 1/2 cda extracto almendras
  • 1 cda de sal
  • 3 1/2 taza de harina
  • 1/2 cda polvo de hornear
  • 2 cds cremor tartaro

Poner la mantequilla a temperatura ambiente en la batidora para ablandar por unos minutos. Luego cernimos el azúcar y la ponemos junto con la mantequilla por unos pocos minutos y luego añadimos las 3 cucharaditas de queso crema a la mezcla. Estos tres ingredientes los vamos a dejar mezclando por unos cinco minutos. La mezcla estará lista cuando el azúcar se una completamente a la mantequilla y el queso. Verás que la mezcla se va a tornar un poco más pálida.  

Luego colocamos la masa en el centro de un papel plástico de cocina y formamos una forma circular y cerramos la misma con el papel. Refrigerar la masa durante 2 horas.

Debemos mantener la masa fría en todo momento. Sacamos de la nevera y cortamos la masa en dos partes, trabajar una parte y dejar la otra en la nevera. 

Poner harina en la superficie a trabajar. Con la ayuda del rodillo presionar la masa en diferentes direcciones hasta que la sientas manejable pues saldrá de la nevera muy dura. Amasar hasta obtener un grosor de medio centímetro.

Poner cortadores en harina para que no se peguen a la masa y comenzar a cortarla. Si tienes varios cortadores vas a ir creando un rompecabezas. Sacar el exceso de masa que no se utilizó y unir con el resto para seguir cortando luego. Vuelves a formar como una forma circular con la masa, la pones en el papel plástico y a la nevera por 20 minutos antes de seguir trabajando con ella.

Precalentamos el horno en 350 grados. Voy poniendo en bandeja con papel de hornear las galletas que voy cortando y una vez tengo la bandeja llena las vuelvo a llevar a la nevera por 20 minutos adicionales. Esto lo hacemos porque no queremos que se expandan. Pasado el tiempo pongo en el horno ya precalentado en 350 grados de 12 a 15 minutos (eso depende de la fuerza de tu horno, pudiera ser más o menos)

Dejar enfriar completamente antes de decorar. 

Glaseado

  • 300 gramos Azúcar de confección 
  • un poco de agua
  • 2 cdas zumo de limón
  • 1 cdta extracto de tu preferencia
  • 2 claras de huevo

Cernimos el azúcar. Ponemos en la batidora las dos claras de huevo a velocidad alta hasta que estén casi a punto de nieve. Bajamos la velocidad y vamos a poner poco a poco el azúcar junto con partes del zumo de limón. Deja una parte del azúcar y el zumo para ponerlos manual. Añade una cucharadita de extracto, yo utilice extracto de vainilla. Apagar la batidora y poner el resto del azúcar y jugo y mezclar manualmente hasta que veas que todo está mezclado. 

Para el glaseado se usan dos consistencias un poco más firme para poner en los bordes y una más líquida para rellenar la galleta. Para obtener esta última simplemente pones unas gotitas de agua en la mezcla hasta que la sientas más suave y manejable. 

Con el glaseado firme vamos haciendo los bordes y esperamos a que se sequen. Luego con una cuchara pones un poco del glaseado un poco más líquido en el centro de la galleta y con la ayuda de un palillo de dientes vas extendiendo hasta los bordes. Espera a que se sequen y mientras se secan vas poniendo si tienes brillo comestible, chocolates m&m’s y demás elementos que te sirvan para decorar. Poner en rejilla para galletas y esperar a que estén listas.