Publicado en Recetas

Cupcakes de Pan de Maíz con frosting de Queso Crema

{“uid”:”916F21C6-5C65-49B0-8C12-BC3DA2DAB6C3_1622772871977″,”source”:”other”,”origin”:”gallery”}

Uno de los dulces más populares en las Panaderías Puertorriqueñas son los famosos bizcochos de Maíz. También se le conoce como Pan de Maíz o en inglés como Corn Bread. Me encantaba ir a pedirlo con una buena taza de café caliente. Al mudarme de la isla fue una de las primeras cosas que comencé a preparar y que continue haciendo pues en mi casita son muy fanaticos del mismo. En esta ocasión quise hacerlos un poco diferente sin cambiar la esencia de la receta original. Vamos a prepararlos como Muffins o Cupcakes con un frosting riquísimo de queso crema. Esta combinación es espectacular.

Ingredientes para el cupcake;

  • 1 taza harina de maíz
  • 1 taza harina todo uso
  • 1 taza harina self rising
  • 2 taza azúcar
  • 1 cda baking powder
  • 6 onz aceite
  • 1 tz de huevos (6 pequeños, 5 grandes)
  • 4 onz de agua
  • 4 onz de leche
  • 2 cda vainilla
  • 1 cdita sal

Procedimiento;

Vamos a comenzar por cernir la harina de maíz, de todo uso, self rising, azúcar y baking powder. Luego vamos a llevar todas las harinas ya cernidas a la batidora y mezclar por un minuto. Añadir el aceite y mezclar por dos minutos a velocidad media, luego de este tiempo bajamos la velocidad y añadimos los huevos uno a uno mezclando a velocidad baja. Luego de agregar todos los huevos subir la velocidad a media y mezclar por dos minutos. Pasado ese tiempo volvemos a bajar la velocidad y agregamos el agua, la leche, la vainilla y la sal. Mezclamos por un minuto y limpiamos los bordes y el fondo. Terminar de mezclar por un minuto. 

Precalentar el horno en 350 grados. Mientras vamos a ir preparando los moldes de cupcakes. Engrasamos y ponemos los papelitos. Agregar la mezcla un poco más arriba de la mitad del molde. Llevar al horno de 15 a 20 minutos dependiendo del horno. Utilizar un cuchillo para verificar que estén listos (ingresarlo en el cupcake y si el cuchillo sale limpio quiere decir que ya está cocinado). Dejar reposar para decorarlos.

Ingredientes para el frosting;

  • 8 onz de queso crema
  • 2 onz de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 lb de azucar de confeccion

Procedimiento;

Vamos a poner la mantequilla y el queso crema que deben estar a temperatura ambiente a mezclar en la batidora por unos dos o tres minutos. Cernir el azúcar de confección. Con la batidora a velocidad baja vas a ir añadiendo el azúcar de confección poco a poco hasta que le hayas puesto toda el azúcar. Finalmente añadimos la vainilla. Limpiar los bordes y el fondo y dejar batiendo por unos dos o tres minutos. Listo ya tienes el frosting. 

Adornar los cupcakes con el frosting utilizando una manga pastelera. Adornar con grajeas, brillo comestible o chispitas de colores.

Publicado en Recetas

Helados del País

Helado de Maíz y también Helado de Coco

¿Cuál es tu helado del país favorito? Hace un tiempito hicimos un “post” muy popular tipo encuesta sobre los sabores de helados de carritos preferidos por los Boricuas. Mucha gente comentó en aquel momento y prometí prepararme para confeccionarlos en casita y llevarles los tutoriales. Aprovechando que ya está llegando el verano vamos a hacerlos comenzando con el Helado de Maíz y también Helado de Coco. RIQUISIMOS. Igualitos como el de los vendedores ambulantes en la isla o aquella famosa heladería en Lares. Prometo traerles mas sabores a medida que consiga los ingredientes los cuales son en ocasiones difíciles de conseguir. Mientras tanto acompáñame a preparar Helados Boricuas con sabor a Coco y Maíz.

Para el Helado de Maíz vamos a necesitar los siguientes ingredientes;

  • 2 latas de Maíz
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada de Canela
  • 1 taza de crema espesa/Heavy Cream
  • 1 cucharadita extracto de vainilla

Procedimiento;

Con la crema espesa bien fría, acabada de sacar de la nevera, la vamos a batir hasta llevar a punto de merengue. Yo estoy utilizando batidora pero podrías hacerlo manual. Dejar a un lado para seguir con el resto del procedimiento.

Vamos a llevar el Maíz, azúcar, canela y vainilla y vamos a licuar de cuatro a cinco minutos para que el Maíz se triture muy bien. Luego vamos a llevar la mezcla de la licuadora a un envase y con la ayuda de un colador vas a separar el líquido de los cantos sólidos que quedaron del maíz. (hay gente que prefiere dejarlos, asi que esto es opcional). Luego vamos ir añadiendo la crema espesa que ya está a punto de merengue poco a poco y vamos a mover de forma envolvente (de adentro hacia afuera). Cuando veas que todo se incorpora ya tienes tu mezcla lista para llevar al congelador. Si te queda muy palida o muy oscura por la canela le puedes poner unas gotitas de colorante amarillo. Cubrir con papel de aluminio pero no vas a sellarlo completamente (esto lo hacemos para que el frío entre más fácil).  Llevar al congelador y mover cada dos horas. Yo lo deje por 24 horas en el congelador pero si no quieres esperar luego de 8 horas debes tener listo tu helado de maíz. 

Al momento de servir te recomiendo dejarlo unos minutos afuera de la nevera para que el helado esté más manejable al momento de servir. Te recomiendo utilizar una cuchara para mantecados al momento de servir.

Para el Helado de Coco vamos a necesitar los siguientes ingredientes;

  • 1 lata de crema de coco
  • 1 lata de leche de coco
  • 2 tazas de hielo
  • 1/2 taza de crema espesa/heavy cream
  • coco rallado al gusto
  • 1 cucharadita de extracto de coco

Vamos a poner la crema de coco, la leche de coco, el hielo, la crema espesa, el coco rallado y el extracto de coco en la licuadora. Mezclar por unos minutos y llevar al envase que vas a utilizar. Cubrir con papel de aluminio pero no vas a sellarlo completamente (esto lo hacemos para que el frío entre más fácil).  Llevar al congelador y mover cada dos horas. Yo lo deje por 24 horas en el congelador pero si no quieres esperar luego de 8 horas debes tener listo tu helado de coco.  Te recomiendo utilizar una cuchara para mantecados al momento de servir. Decorar con ralladura de coco.

Taller helados
Publicado en Uncategorized

Crema Pastelera Casera

La crema pastelera es una de las elaboraciones clásicas más utilizadas en pastelería. Es muy versátil y se puede usar como relleno de hojaldres, pasteles (bizcochos o tortas) y mucho más. Hacer tu propia crema pastelera en casa es muy sencillo. En nuestro caso la vamos a estar preparando pues la vamos a utilizar para nuestro próximo taller de Brazo Gitano el domingo 4 de abril.

Ingredientes;

  • 2 tazas de leche
  • 3 yemas de huevo batidas
  • 7 cucharadas de Azúcar
  • 1/4 taza de maizena
  • 1/2 cucharadita de vainilla

En un envase mezclar todos los ingredientes y asegurarte que todo se integra pues la maizena tarda un poco en disolverse completamente. Llevar la mezcla a una cacerola a fuego mediano bajo y mover TODO el tiempo pues no queremos que quede con grumos. Cuando veas que la consistencia va cambiando a una más cremosa la sacas del fuego sin dejar de mover.

Llevar a un envase y cubrir con un papel plástico de forma que la crema toque el plástico y dejar reposar hasta que esté a temperatura ambiente. Llevar a la nevera al menos de dos a tres horas (yo lo dejo por 24 horas). Pasado ese tiempo servir con el postre de tu predilección.

Publicado en 𝘊𝘶é𝘯𝘵𝘢𝘮𝘦 𝘵𝘶 𝘏𝘪𝘴𝘵𝘰𝘳𝘪𝘢

Nuevo y ajeno

Mi nombre es Yaritza Santos Rosa. Soy de Corozal, Puerto Rico. Soy parte de la gran cantidad de personas que han dejado su patria para avecinarse en otros lares. Hace dos años migré con toda mi familia a Carolina del Norte, Estados Unidos. Todo comenzó en julio del 2018 a raíz de una propuesta de trabajo que le hicieron a mi esposo, Joel Pérez López, que requería relocalizarse fuera de la isla. Mudarnos a este país no era un plan que teníamos en mente, fue algo que nos tomó por sorpresa. Teníamos que tomar un decisión en muy corto tempo. Después del huracán María que azotó a Puerto Rico en el 2017, formalizarnos en Estados Unidos parecía una buena oportunidad para todos.

La transición fue un poco difícil al principio, ya que aunque nos mudamos a un lugar hermoso, todo se sentía nuevo y ajeno. Extrañábamos mucho nuestro círculo familiar, amistades y el calor de nuestra isla. Una vez establecidos, comenzamos a explorar el sector y lo primero que identificamos fue que la población hispana era muy pequeña en nuestra área. Aunque al comienzo nos sentíamos un poco huérfanos, vivir fuera de Puerto Rico nos ha dado la oportunidad de poder confraternizar y crear amistad con personas de otros países que hablan otros idiomas. Ya han pasado dos años y medio desde que emigramos y se ha convertido para nosotros en una vivencia enriquecedora poder compartir nuestra cultura, creencias y nuestro gustoso paladar con nuevos hermanos y a la vez aprender de su sociedad y tradición.

Uno de los desafíos que nos ha tocado enfrentar ha sido la búsqueda de los productos puertorriqueños que estábamos acostumbrados a conseguir en los supermercados de nuestra isla. Donde vivo, los productos puertorriqueños son sumamente limitados y es un verdadero reto encontrar mercancía comestible típica como: sofrito, plátanos, verduras, entre muchos otros que acostumbramos tener en nuestros hogares. Muchas veces, me ha tocado viajar largas distancias a estados vecinos para conseguir los ingredientes principales de ciertos productos para poderlos recrear en casa. Al mismo tiempo, he aprendido mucho y mi creatividad ha crecido significativamente.

A raíz de la decisión de mudarnos, mi rol en la familia cambió mucho. Sin familia como apoyo, tomamos la decisión de quedarme en la casa, enfocarme en la familia y hacer de esta mueva aventura una más llevadera para todos estos primeros años. Definitivamente me he reinventado de diferentes maneras. Me he enfocado en recrear recetas boricuas para mantener la tradición viva y sentirnos más cerca de casa. La cocina se ha vuelto mi lugar favorito y un pasatiempo que he comenzado a disfrutar mucho. Esto me ha ayudado a conocer mejor la gastronomía de mi isla y ciertamente valorarla.

En el futuro nos encantaría volver a nuestra isla amada; extrañamos tanto de ella. Mientras, estamos agradecidos con esta nueva oportunidad que se nos ha presentado. Seguiremos esforzándonos por mantener viva y presente nuestra cultura en la familia. Continuaremos cumpliendo sueños y metas, mirando al futuro con esperanza. Siempre orgullosos de nuestras raíces. ¡Un cálido abrazo a toda mi gente de puertorriqueña!

Si quieres participar de nuestra sección de “Cuéntame tu Historia” simplemente contactanos por cualquiera de nuestras redes sociales, a través de nuestra página web Yo Soy Diáspora o por email yosoydiaspora@gmail.com

Publicado en Recetas

Pastelitos de Arroz de Corozal

No existe nada más corozaleño que los pastelitos de arroz. Si alguien le dice que los pastelitos de arroz son de otro pueblo le miente vilmente 😅. La peculiaridad de estas delicias es que son pequeñitos. Se pueden comer de un solo bocado. De ahí que se les llama y conocen como Pastelitos de Arroz, por su tamaño. En Corozal lo comemos de desayuno en las mañanas, pero realmente te lo puedes comer cuando tu quieras. Lo consigues en cualquier época del año, todo el año. Los encuentras cualquier día de la semana pero principalmente los fines de semana. Puedes conseguir los vendedores sentados fuera de sus carros o en kioskitos, ellos los venden a 2 o 3 pasteles por $1.00. Aquí les dejo mi versión de los mismos en la Diáspora.

Ingredientes;

  • 2 tazas de arroz
  • 7 tazas de agua
  • Sal al gusto
  • 3 lbs carne de cerdo
  • Adobo (yo uso Pavochón)
  • 1 lata de salsa de tomate
  • 3 cds de sofrito
  • Perejil al gusto
  • Cebolla en polvo al gusto
  • Orégano al gusto al gusto
  • Ajo en polvo al gusto
  • Cilantro al gusto
  • Curry al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • 2 sobres de sazón con culantro y achiote
  • 2 cubitos en polvo de carne de res
  • Pique al gusto
  • Aceite de achiote
  • 1/2 cebolla bien picada finamente
  • 1/2 pimiento verde bien picadito
  • 4 dientes de ajo machacado
  • 2 plátanos verdes verdes
  • hojas de platano
  • papel para pasteles (puedes usar papel de hornear)
  • hilo blanco

Con anticipación vamos a poner las dos tazas de arroz en un envase y le vamos añadir cuatro tazas de agua y un poco de sal. Esto lo tienes que dejar reposando unas tres o cuatro horas antes de utilizar el arroz. Mientras más tiempo mejor.

Preparación de la carne;

Yo voy a estar utilizando el Instant Pot pero lo puedes hacer en un caldero regular haciendo la salsa primero y luego añadiendo la carne, cocinar por una hora. En el Instant Pot pongo la carne y le añado el adobo, la lata de salsa de tomate, tres cucharadas de sofrito, perejil, cebolla en polvo, orégano, ajo en polvo, cilantro, curry, pimienta negra, sazón, los dos cubitos, el pique, tres tazas de agua, aceite de achiote, cebolla, pimiento verde y el ajo machacado. Voy a cerrar el Instant Pot y lo voy a poner en la funcionalidad de estofado. 

Una vez la carne está lista le vamos a sacar dos tazas del líquido de la misma pues la vamos a estar utilizando con el arroz. Utiliza un colador para separar el líquido de lo sólido.

Sacamos el arroz del agua con la ayuda del colador. Pelamos los dos plátanos y lo vamos a guayar con un rayador. Puedes utilizar la licuadora si no tienes uno.

En una olla a fuego mediano ponemos aceite de achiote a calentar. Una vez caliente le añadimos el arroz para sofreir pues no debemos cocinar en su totalidad el arroz ya que el mismo termina de cocinarse al momento de hervir los pastelitos. Añadir aceite de achiote hasta obtener un color anaranjado. Le ponemos las dos tazas de líquido que le sacamos a la carne, los plátanos rallados y un sobre de sazón y un poco de sal. El fuego debe estar bajo. Cerramos la olla y esperamos a que el líquido se evapore. Pendiente a que no se te pegue el arroz. Recuerda que no queremos cocinarlo en su totalidad.

Preparación de la hoja de plátano;

Las hojas de plátano las vamos a amortiguar. Esto lo puedes hacer de dos formas. Primero pones directamente la hoja de plátano en el fuego de la estufa de lado a lado unos segundos. El fuego es bajo. La segunda forma sencillamente pones la hoja en un envase grande y le añades agua hirviendo. El agua debe estar BIEN caliente. Dejas reposando en el agua de cinco a diez minutos y le retiras la misma. Secamos las hojas.

Formando el pastel;

En una mesa ponemos todos los ingredientes que necesitamos. El arroz, la carne de cerdo, las hojas de plátanos, el papel de pasteles (yo utilizo papel de hornear), el hilo cortado en pedazos pequeños. Lo primero que vamos hacer es poner el papel y luego una hoja de plátano. Seca la hoja si aún está mojada. Le ponemos unas gotitas de aceite de achiote sobre la hoja y esparcimos sobre la misma con la ayuda de la cuchara. Ponemos en el centro de la hoja una cuchara y media de arroz y aplastamos un poco formando como un círculo cuadrado. Le añadimos unos dos pedazos pequeños de carne. Cerramos el pastel doblandolo por la mitad en un movimiento rápido pues no queremos que se deforme el pastel. Empujamos el arroz hacia el centro y por las esquinas, aplastamos ligeramente formando un cuadrado. Doblamos los dos extremos (el borde) dos veces como sellando ese cierre y llevamos hacia el extremos del pastel y doblamos las dos esquinas. Lo cerramos con el hilo. Con un hilo como de 12 cm lo doblamos y ponemos los dos “brazos del hilo” sobre cada cierre del pastel, pasamos el extremo del hilo por dentro del doblez del mismo y cambiamos la dirección para cerrar (ver el video pues es difícil de explicar de forma escrita). Formamos un nudo y ya está cerrado.

A mi me salieron 24 pastelitos con estas cantidades. Me sobró bastante carne.

Los pastelitos ya formados los vamos a llevar al congelador hasta el momento de prepararlos.

Preparación del pastel;

En una olla a fuego alto ponemos agua con un poco de sal. Puedes esperar a que el agua hierva o simplemente los pones en el agua fría, esto no hace ninguna diferencia. Cocinar de 45 minutos a una hora siempre pendiente al agua pues si le tienes que añadir más agua a la olla pues se va a ir evaporando. Una vez pasado el tiempo retiras los pastelitos del agua. Y ya tienes Pastelitos de Arroz. Servir calientitos.

Publicado en Recetas

Sopas de Arroz con Leche

Luego del éxito de nuestro último taller del pan sobao ya tenía todo un plan para este proximo video pero llegó el frío intenso, el frío “pelú” como le conocemos nosotros y con este frío que mejor que preparar unas sopitas. Pero no puede ser cualquier sopita, tienen que ser las sopitas que nos preparaban nuestras abuelas en nuestra infancia, las Sopitas de Arroz con Leche. Que muchos recuerdos me han traído cuando las estaba preparando de mi niñez. Mi abuela era loca con prepararlas cada vez que llovía o me sentía mal. Tan importante en nuestra gastronomía y cultura que también existe una canción infantil donde se mencionan las sopitas. Algo asi dice la canción;

“Arroz con leche,
se quiere casar
con una viudita de la capital.
Que sepa tejer,
que sepa bordar,
que ponga la aguja en su campanal.”

No la voy a cantar lol pero si la sabes la puedes compartir con tus niños y de paso preparar estas deliciosas y tradicionales sopitas. Estas sopitas son ideales para los días fríos, los días lluviosos, cuando estamos enfermos, para los niños que comienzan a comer sólidos y hasta para nuestros abuelos.

Ingredientes;

  • 1/2 taza de arroz
  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de leche
  • 1 cdta sal

Ponemos dos tazas de agua en una cacerola mediana a fuego alto, añadir una cucharadita de sal y esperar a que hierva.

Lavamos el arroz.

Cuando el agua esté hirviendo ponemos el arroz en el agua con sal y movemos ocasionalmente para que no se pegue. Bajamos el fuego a mediano alto. Esperamos a que el agua se evapore casi en su totalidad y añadimos las dos tazas de leche. Bajar la temperatura a fuego bajo. Probar para ver si necesitas ponerle un poco de más sal. Mover ocasionalmente. Cocinar durante 15 minutos. Servir calientes.

Publicado en Recetas

Pan Sobao Puertorriqueño

No hay nada más rico que comerse un buen pan sobao al estilo puertorriqueño. Ya sea con una taza de café, como un sandwich o como parte de alguna comida. Esta receta que te traigo es como la que preparan en las panaderías en Puerto Rico, queda bien blandito y dulce.

Ingredientes;

  • ½ taza de agua tibia (100 grados Fahrenheit) 
  • 1 ½ cucharada de levadura
  • 1 cucharada de azúcar
  • ½ taza de agua bien caliente
  • ½ taza de leche bien caliente
  • 1/3 taza de manteca (43 gramos)
  • 4 tazas de harina de pan (puede ser harina todo uso)
  • ½ taza de azúcar
  • ½ cucharadita de sal

En un envase con suficiente espacio ponemos la 1⁄2 taza de agua tibia. El agua no puede estar más caliente de 100 grados porque vas a matar la levadura. Vamos a poner 1 ½ cucharada de levadura (puede ser cualquier levadura) y le vamos a añadir también 1 cucharada de azúcar y mezclamos bien y apartamos hasta necesitarla. Esta levadura va a crecer así que procura ponerla en un envase donde tenga espacio para hacerlo. 

En otro envase ponemos ½ taza de agua bien caliente y ½ taza de leche también bien caliente. Esto lo vamos a utilizar para derretir la manteca. Entonces le añadimos ⅓ de manteca. Movemos hasta derretir. Si no se derrite completamente la puedes poner en el microondas unos segundos para terminar de derretir esa manteca. Dejamos enfriar. Utiliza un termómetro de cocina porque si la mezclas con la levadura y aún está caliente también se puede “morir” esa levadura.  

Cernimos las 4 tazas de harina. Yo estoy utilizando harina de pan pero puede ser harina de todo uso. Añadimos 1/2 tazas de azúcar y ½ cucharadita de sal. Ponemos a mezclar por unos minutos en la batidora para que se unan estos ingredientes pues la sal también puede “matar” esa levadura. 

Ya la levadura debe haber duplicado su tamaño entonces la mezclamos con la harina, el azúcar y la sal en la batidora por unos minutos hasta que se mezcle. Paramos la batidora y ponemos la mezcla del agua, la leche y la manteca (asegurate que ya está fría o a menos de 100 grados para no afectar nuestra levadura). Batimos por cuatro minutos.

Engrasamos un envase grande donde vamos a dejar reposar esta masa para que crezca. La masa te va a quedar de una textura blandita, gomosa bien fácil de manejar. Si la sientes muy blandita ponle un poco más de harina. Utilizando nuestras manos bien limpias vamos a formar una bolita con la masa y la vamos a poner en el envase engrasado. La vamos a tapar con una toalla húmeda y dejamos reposar por una hora. Si tu horno tiene Bread Proof lo pones ahi, de no tenerlo ponlo en el horno apagado o en el microondas. 

Luego de pasado el tiempo la mezcla debe haber crecido el doble. Sacamos la mezcla del envase y la picamos en dos partes iguales. Ponemos un poco de spray SPAM sobre la superficie que vamos a trabajar que debe estar limpia. Formamos dos bolitas y trabajamos individualmente. Con una de las bolitas amasamos con un rodillo y tratamos de hacer una forma rectangular redonda. Comenzamos a enrollar la masa hasta que tengamos un tubo pequeño. Los extremos lo vamos a meter como hacia adentro de la misma mezcla como si la estuviéramos uniendo nuevamente. Lo mismo hacemos con la unión del tubo. Esa parte la vamos a poner hacia abajo en el molde. Con la segunda parte de la masa repetimos este procedimiento. Ponemos en un molde con un poco de SPAM y volvemos a dejar reposar por una hora, tapamos con la toalla húmeda. 

Pasado el tiempo la mezcla debe haber crecido nuevamente. Precalentamos el horno en 350 grados. Horneamos de 30 a 35 minutos dependiendo de su horno. Yo lo que hago es que luego de 25 minutos siempre estoy verificando el horno. En mi caso fueron 35 minutos exactos. Retiramos del horno y dejamos reposar por unos minutos. Servir calientito.

*** Te recomiendo utilizar un termómetro de cocina para esta receta pues las temperaturas de los líquidos es muy importante.***

Publicado en Recetas

Corazón de Chocolate/ Fresas con Chocolate

Acompáñame a preparar este corazón de chocolate que está tan de moda. Es bien fácil de hacer y es tremenda idea para regalar en San Valentin. Adicionalmente estaremos preparando fresas con chocolate para rellenar y acompañar el corazón. Las fresas con chocolate son mis eternas favoritas. Ambas cosas son ideales también para vender. Aprovecha que ya se acerca el día del amor y la amistad para ganar un dinero extra.

Ingredientes;

  • 1 paquete de chocolate blanco (Ghirardelli 10 onz)
  • 1 pote de colorante rosado a base de aceite
  • 1 molde de corazon
  • Vodka
  • Oro comestible
  • 12 Fresas Frescas
  • 1 paquete chocolate (Candy Melts 12 onz)
  • 1 cdta manteca vegetal
  • Palillos de dientes
  • Papel para hornear
  • Brillo rojo comestible
  • Chispas minis de chocolate
  • Almendras picadas finamente
  • Coco rallado
  • Grageas con motivo de San Valentin

Procedimiento Corazón de Chocolate;

Humedecemos un papel absorbente con un poco de vodka y lo pasamos por dentro del molde del corazón. Este paso lo hacemos para limpiar el molde y para que el licor le deje un brillo muy bonito a nuestro chocolate, pero no te preocupes pues una vez se evapora el alcohol no transmite ningún sabor al chocolate. Vaciamos el paquete de chocolate que vamos a utilizar para el corazón y lo ponemos en un envase para microondas. Ponemos un minuto en el microondas a cincuenta porciento de potencia (de calor) y movemos con una cuchara. Luego vamos a dar intervalos de 30 segundos a mitad de potencia moviendo con cuchara hasta lograr que el chocolate se derrita completamente. Si tienes problemas para que se derrita el chocolate le puedes poner una cucharadita de manteca vegetal al chocolate. Después que lo veas completamente derretido le vas a poner tres gotas de colorante rosado a base de aceite y mezclamos bien hasta obtener el color uniforme. Para crear el efecto marmoleado ponemos tres gotas más de colorante y con la ayuda de un palito de madera movemos el color de un lado a otro hasta obtener el efecto. 

Ahora pasamos la mitad de la mezcla al molde. Asegurate que el molde está completamente seco. Movemos de una esquina a otra para cubrir todo el molde. Asegurate que cada esquina está cubierta con chocolate. Puedes utilizar una brocha o cuchara para cubrir las esquinas más difíciles, con cuidado para no dañar el marmoleado. Ponemos el molde sobre un plato y lo llevamos al congelador por cinco minutos. Limpia todos los bordes para que no tengas problemas al momento de desmontarlo. Cuando pasen los cinco minutos ponemos el resto del chocolate. En este paso tienes que hacerlo más rápido pues el chocolate de la primera capa está frío y el que le estás poniendo se va a endurecer más rápidamente. Utiliza la brocha o la cuchara para cubrir las partes más difíciles. Limpiamos los bordes y lo volvemos a poner sobre el plato y lo llevamos por cinco minutos más al congelador. 

Pasado los cinco minutos lo sacamos del congelador y con mucho cuidado vamos despegando los bordes del chocolate y lo vas retirando con mucho cuidado. Al momento de despegar el chocolate del molde ten cuidado de no tocar la parte de arriba del corazón pues le vas a quitar ese brillo que le dimos con el vodka, trata de agarrarlo por dentro. Llevalo a un papel de hornear. 

Para decorarlo con destellos de oro mezclamos el oro comestible con un poco de vodka (también puedes usar extracto de limón o de vainilla). Mezclamos bien y empapamos la brocha y sacudimos sobre el corazón. Repite este paso las veces que sea necesario hasta cubrir el corazón completamente. Deja reposar por unos minutos para que seque. 

Procedimiento Fresas con Chocolate;

Humedecemos un papel absorbente con un poco de vodka y lo pasamos por dentro del molde del corazón. Este paso lo hacemos para limpiar el molde y para que el licor le deje un brillo muy bonito a nuestro chocolate, pero no te preocupes pues una vez se evapora el alcohol no transmite ningún sabor al chocolate. Vaciamos el paquete de chocolate que vamos a utilizar para el corazón y lo ponemos en un envase para microondas. Ponemos un minuto en el microondas a cincuenta porciento de potencia (de calor) y movemos con una cuchara. Luego vamos a dar intervalos de 30 segundos a mitad de potencia moviendo con cuchara hasta lograr que el chocolate se derrita completamente. Si tienes problemas para que se derrita el chocolate le puedes poner una cucharadita de manteca vegetal al chocolate. Después que lo veas completamente derretido le vas a poner tres gotas de colorante rosado a base de aceite y mezclamos bien hasta obtener el color uniforme. Para crear el efecto marmoleado ponemos tres gotas más de colorante y con la ayuda de un palito de madera movemos el color de un lado a otro hasta obtener el efecto. 

Ahora pasamos la mitad de la mezcla al molde. Asegurate que el molde está completamente seco. Movemos de una esquina a otra para cubrir todo el molde. Asegurate que cada esquina está cubierta con chocolate. Puedes utilizar una brocha o cuchara para cubrir las esquinas más difíciles, con cuidado para no dañar el marmoleado. Ponemos el molde sobre un plato y lo llevamos al congelador por cinco minutos. Limpia todos los bordes para que no tengas problemas al momento de desmontarlo. Cuando pasen los cinco minutos ponemos el resto del chocolate. En este paso tienes que hacerlo más rápido pues el chocolate de la primera capa está frío y el que le estás poniendo se va a endurecer más rápidamente. Utiliza la brocha o la cuchara para cubrir las partes más difíciles. Limpiamos los bordes y lo volvemos a poner sobre el plato y lo llevamos por cinco minutos más al congelador. 

Pasado los cinco minutos lo sacamos del congelador y con mucho cuidado vamos despegando los bordes del chocolate y lo vas retirando con mucho cuidado. Al momento de despegar el chocolate del molde ten cuidado de no tocar la parte de arriba del corazón pues le vas a quitar ese brillo que le dimos con el vodka, trata de agarrarlo por dentro. Llevalo a un papel de hornear. 

Para decorarlo con destellos de oro mezclamos el oro comestible con un poco de vodka (también puedes usar extracto de limón o de vainilla). Mezclamos bien y empapamos la brocha y sacudimos sobre el corazón. Repite este paso las veces que sea necesario hasta cubrir el corazón completamente. Deja reposar por unos minutos para que seque. 

Procedimiento Fresas

Las fresas deben estar a temperatura ambiente. Sacalas unas dos o tres horas antes de trabajarlas para evitar que “suden” por el efecto de frío y calor. 

Vaciamos el paquete de chocolate que vamos a utilizar para el corazón y lo ponemos en un envase para microondas. Ponemos un minuto en el microondas a cincuenta porciento de potencia (de calor) y movemos con una cuchara. Luego vamos a dar intervalos de 30 segundos a mitad de potencia moviendo con cuchara hasta lograr que el chocolate se derrita completamente. Si tienes problemas para que se derrita el chocolate le puedes poner una cucharadita de manteca vegetal al chocolate. Le ponemos un palillo de dientes a la fresa y le recogemos las hojas, sumergimos la fresa en el chocolate y escurrimos el exceso. La llevamos a un papel de hornear para que se sequen. Para adornarlas deben tener el chocolate derretido. Las voy a adornar con chispas minis de chocolate, brillo rojo, almendras picadas finamente, coco rallado. Mientras las fresas están mojadas de chocolate sumergimos en las chispas, en la ralladura , en las almendras y en todo lo que utilices para adornar. Lo único que vas hacer diferente es el brillo comestible que tienes que esperar a que el chocolate esté seco para pintarla con la brochita. 

También puedes utilizar otra técnica con el brillo para fresa con chocolate, el mismo consiste en mezclar el brillo comestible con un paquete completo de grageas de colores. Mezclamos ambas cosas y pasamos la fresa por el oro y las grageas. Así también queda muy bonito pero yo quería aprovechar la mezcla que hice para el corazón. 

Para adornar el corazón puedes ponerle un lazo al martillito. Pones el corazón y las fresas dentro de una cajita con papel confetti para adornar y hacer un regalo muy bonito.

Aqui podran conseguir varios de los materiales necesarios para hacer el ❤️

Molde de ❤️https://www.amazon.com/…/dp/B08NVHNC3S/ref=pd_ybh_a_27…https://www.amazon.com/…/dp/B08P729WRK/ref=pd_ybh_a_28…

https://us.shein.com/1pc-Heart-Shaped-Cake-Mold-p-1242241-cat-1953.html?scici=SearchRecentSearch1heart_20mold00

Si los vas a preparar para vender vas a necesitar martillitos adicionales;https://www.amazon.com/Hammer…/dp/B08MPS7W13/ref=sr_1_2…https://www.amazon.com/Hammer…/dp/B081CW9P6F/ref=sr_1_5…

Oro comestible; https://www.amazon.com/…/dp/B07FN3THWZ/ref=pd_ybh_a_13…

Chocolate blanco https://www.walmart.com/grocery/ip/Ghirardelli-White-Vanilla-Flavored-Melting-Wafers-10-OZ-Bag/51351180

Chocolate https://www.walmart.com/grocery/ip/Light-Cocoa-Candy-Melts-Candy-12-oz/165941868

Publicado en 𝘊𝘶é𝘯𝘵𝘢𝘮𝘦 𝘵𝘶 𝘏𝘪𝘴𝘵𝘰𝘳𝘪𝘢

Un Boricua en Alemania

Photo by Viviana Ceballos on Pexels.com

Mi nombre es Alex y viví en Sabana Grande, Puerto Rico. Comencé a ser parte de la diáspora hace 15 años cuando recogí mis pertenencias y me despedí del lugar que fue mi cuna. El lugar que me cuidó del huracán Hugo y de las tradicionales tormentas tropicales. Donde en los fines de semana la pasábamos limpiando los “screen” de toda la casa y donde me encontraba con mis amigos para ir a la cancha. Aquellos momentos no los olvidaré nunca. Rendir y dar todo al no soltar una lágrima sabiendo que extrañaría el calor de las madrugadas. El canto del gallo bandolero, que arruinaba mis reposos con su himno de las madrugadas. Cerré la puerta de mi cuarto, le di un beso a mami y me fui. De la docena de lugares que me han acomodado, el primero fue Guánica. No muy lejos de mi hogar, pero ese fue el comienzo de diversas paradas que finalizaron en Europa.

Suiza, el país del mejor chocolate del mundo fue mi segunda parada. Integrarme a un nuevo idioma, a personas de extrañas maneras de expresarse, el descifrar aquellos jeroglíficos que se encontraban en todos lugares desde la televisión hasta el las latas de cervezas, nada de eso lo recompensaba una barra del mejor chocolate. Sin embargo, el comienzo y el final de las estaciones del año me recordaron aquel decir, “Si quieres algo déjalo ir…”.

Tres años y medio más tarde me encontré en la famosa “América”. Aquel brinco que dan muchos en la isla, ya que en ese lugar al menos encuentras caras conocidas y se puede reconocer el idioma. Nos sentimos como en casa de un vecino. Así también pude servir a la “libertad” en la que vivimos. Mis noches comenzaron a ser inconsecuentes cuando aquellas cervezas extranjeras comenzaron a borrar memorias de mis amigos, de Medallas frías cuando la policía nos ordenaba a bajar el tono de voz, de las fichas de dominós que no se comparaban al sonido alto de las risas borrachas de mis amigos. Esas eran más que nuestras fiestas periódicas de todas las noches en la esquina de mi casa. Pero al menos, el ejército hizo más simple el proceso de integrarme. Desde Fort Leonard Wood hasta Colleman Barracks en Alemania, desde Kuwait hasta Afganistán y de regreso a Alemania. Viviendo con las maletas listas durante más de cuatro años, fue una experiencia única.

Me enamoré y me despedí de todo. Fui al infierno y regresé a una familia. Mi familia. Pasé a una nueva etapa de la vida, mis hijos. No fue difícil rechazar una crianza al estilo americano así que me quedé en Europa. Como toda forzada rutinaria vida trabajo, pago los impuestos y compré una casa. Mis niños están formando su propia niñez, con uno de los mejores programas de educación escolar del mundo que le ofrece también estudios universitarios gratuitos y con un gobierno que le ofrece seguridad médica a todo ciudadano. Hay corrupción en la clase política, pero el pueblo tiene sus servicios. Ese fue el momento en que olvidé la posibilidad de un regreso mi isla Puerto Rico.

Aquí abrí las puertas a nuevos horizontes, nuevas culturas, a estudiar los jeroglíficos escuchado, hablando y escribiendo. Me sentí en ese momento como todo un alemán. Aprendí sus costumbres y tradiciones. También aprendí otras tradiciones de países vecinos. A pesar de todo, aquí sobreviví un cáncer que me iba a costar la vida. En mi país tropical me hubiera muerto por falta de un plan médico.

Reconozco que no soy eterno y al final me volveré a convertir en energía. Cuando eso suceda, aquí se quedará mi cuerpo. Pero muy adentro, siempre recordaré de aquel decir, “Si quieres algo”. Podré hablar otro idioma, pero siempre seré un borinqueño.

Alex, Boricua en Alemania.

Photo by vectors icon on Pexels.com
Publicado en Recetas

Canastitas de Huevo & Jamón

El desayuno es la comida más importante. Huevo, pan, jamón, queso no deben faltar en el mismo. Recientemente se ha puesto muy de moda el “Brunch”. El brunch es la comida que se toma a media mañana en sustitución del desayuno y de la comida del mediodía y por regla general incluye alguna bebida alcohólica. 

Ahora que toda la familia está en casita podemos hacer un buen “brunch” y tener tiempo de calidad en familia. 

Ingredientes;

  • 6 huevos medianos o pequeños
  • 6 rebanadas de pan
  • 6 lascas de jamon
  • Mantequilla derretida
  • Sal al gusto
  • Spray de Canola
  • Pimienta al gusto
  • Ajo en polvo
  • Queso parmesano
  • Queso Cheddar

También vas a necesitar un molde para muffins. 

Procedimiento

Precalienta el horno a 375 F. Quitamos los bordes del pan y aplastamos el centro. Usando solamente los dedos. Echamos aceite en “spray” en el molde de muffins y acomodamos las rebanadas de pan. Sobre cada rebanada de pan, ponemos una rebanada de jamón, si es en forma redonda mucho mejor. Con la ayuda de una brocha de cocina poner mantequilla derretida a los bordes del pan. Sobre cada rebanada ponemos huevos. Sazonamos con sal, ajo y pimienta y queso (pe puse a tres parmesano y al resto cheddar. Horneamos entre 15-22 minutos (depende del horno) a 375 F.

El tiempo va a depender de cómo prefieras la cocción del huevo y si quieres el pan dorado. A mi en lo personal me gusta el pan bien tostado y el huevo duro, pero si prefieres el huevo blando te recomiendo monitorear el horno luego de 15 minutos.