Publicado en Recetas

Taller Pumpkin Spice Cheesecake 🤤

Pumpkin Spice Cheesecake

Aprovechando la temporada de otoño y preparándonos para los días festivos que trae la época vamos a estar preparando un riquísimo cheesecake de calabaza. Modestia aparte ya me dijeron que era mi mejor postre hasta el momento 🥳.

Esta receta fácil de cheesecake con calabaza tiene un relleno ligero y cremoso con todas tus especias de otoño favoritas y mucho sabor a calabaza en una corteza crujiente de galletas Graham, todo cubierto con cucharadas de crema batida. ¡Es el postre perfecto para el día de acción de gracias, las fiestas y cualquier día de otoño!

Necesitarás al menos un día de anticipación para comenzar a preparar tu receta pero la espera valdrá la pena.

Ingredientes para la corteza de galleta

  • 14 Galletas Graham (200g) (Las galletas de jengibre y las galletas Biscoff son otra excelente opción para utilizar).
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal derretida (56 g) 
  • 1 / 4 taza de azúcar (24g)
  • 1 / 2 cucharadita de canela (1g)

Ingredientes para el Cheesecake

  • 2 libras de queso crema (4 paquetes)
  • 1 / 2 cucharadita de sal
  • 1 taza de azúcar (200g)
  • 3 / 4 taza de azúcar morena (150g)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla (10 ml)
  • 5 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de harina para todo uso
  • 1 taza de puré de calabaza (225g)
  • 3 / 4 taza de sour cream (crema agria)
  • 1 / 2 cucharadita de canela molida (2g)
  • 1 / 4 cucharadita de nuez moscada (recién rallada si es posible)
  • 1 / 4 pizca de jengibre en polvo
  • 1 / 4 cucharadita de allspice
  • 1 / 4 cucharadita de cardamom

Ingredientes para el Whipped Cream

  • 2 tazas de crema espesa fría (480 ml) 
  • ¼ taza de azúcar de confección (30g)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla (10 ml)

Procedimiento para la corteza de galleta:

Precaliente el horno a 350F. Agregue galletas Graham a su procesador de alimentos o licuadora y triturar hasta que se rompan en trozos pequeños. Agregue el azúcar y la canela y déjelo por unos segundos mezclar. Vierta la mantequilla derretida que ya debe estar un poco fría a la mezcla y mezclar hasta que veas que forma como una pastita. Retire las cuchillas y use una espátula para terminar de mezclar por completo.

Transfiera la mezcla a su molde desmontable y presione utilizando una taza medidora o un vaso hasta formar una capa plana. Hornee durante unos 10-15 minutos, o hasta que tenga un color dorado más oscuro. Retire del horno, reserve y reduzca la temperatura del horno a 300F.

Una vez el molde esté frío, envuelva el fondo y los lados del molde desmontable con dos capas de papel de aluminio para que el agua no se filtre en el pastel mientras se hornea pues vamos a estar haciendo un tipo de baño de maria para hornear el cheesecake. 

Procedimiento para el cheesecake;

Agregue el queso crema a temperatura ambiente a la batidora con el aditamento para batir y mezcle a velocidad media hasta obtener una consistencia cremosa.

Agregue los azúcares y la sal al tazón y mezcle a velocidad media alta hasta que todo esto se integre completamente. Parar por un momento la batidora para raspar y limpiar el tazón y volver a mezclar hasta que esté completamente homogéneo.

Agregue los huevos  que deben estar a temperatura ambiente uno a uno, permitiendo que cada uno se incorpore antes de agregar el siguiente. Raspe el tazón hacia abajo y mezcle unos segundos más hasta que quede suave. Una vez incorporados los huevos, agrega el puré de calabaza, el sour cream, las especias y la vainilla. Mezcle hasta que todo se incorpore y raspe el tazón por última vez. 

Vierta la masa en el molde desmontable envuelto en papel de aluminio. La masa no crecerá mucho durante este horneado lento así que puede llenarla más allá de los 2/3.

Ahora vamos a formar un baño de maria. Coloque el molde desmontable con papel de aluminio dentro de un molde para hornear grande. Llene con agua muy caliente o hirviendo un poco más de una pulgada de profundidad y lleve todo al horno.

Hornee durante unos 60 minutos o hasta que el pastel esté listo pero el centro se tambalee. No debes abrir el horno nunca. Apague el horno pero deje la puerta cerrada y deje reposar el pastel durante una hora más en el horno. 

Retirar del horno y enfriar a temperatura ambiente. Cuando el pastel esté totalmente frío cubrir con una toalla o papel toalla y sellar con papel transparente de cocina para llevar a la nevera y dejarlo ahí por al menos 24 horas. 

Importante;

Puedes disfrutar del cheesecake después de unas horas en la nevera, pero es MUCHO más fácil de cortar y tendrá la consistencia correcta si lo dejas en la nevera durante 24 horas.

Pasa un cuchillo por el borde del pastel antes de soltarlo del molde. Puede decorar el pastel con cucharadas de crema batida o disfrutarlo solo.

El queso crema debe estar completamente a temperatura ambiente. Si el queso crema está demasiado firme, la masa no quedará suave.

Hornee en un baño de agua y deje ese horno cerrado durante una hora después de apagarlo y antes de retirarlo. El horneado es lento y constante esto te producirá un cheesecake suave y sin fisuras.

Trate de no abrir el horno, las variaciones en temperaturas no serán buenas para su cheesecake.

No se asuste si su tarta de queso parece poco hecha después de una hora de horneado, se endurecerá.

Cuando envuelva la tarta de queso, coloque un trozo de papel absorbente debajo del plástico o papel de aluminio. Esto absorberá la condensación y su superficie no se verá afectada por las gotas de agua.

Procedimiento para el Whipped Cream;

Es esencial tener un tazón frío, un aditamento para batir frío y una crema espesa fría para la receta. Coloca todo en la nevera de 15 a 30 minutos antes de hacer la mezcla. 

Vierta la crema espesa y azúcar de confección en el tazón de su batidora equipada con un aditamento para batir. Batir a velocidad alta durante unos minutos. ¡No dejes de vigilar! La crema se bate rápidamente y si se bate demasiado se cuajará y perderá su textura sedosa. Parar un momento la batidora y agregar la vainilla para añadir sabor y mezclar por unos segundos adicionales.

Sabrá que la crema está lista cuando se formen picos suaves a medida que se levanta el batidor. 

Llevar a una manga pastelera para adornar tu cheesecake. 

Te recomiendo tapar con una toalla la batidora pues la mezcla tiende a salpicar al momento de batir los ingredientes.

Preparación de los mini cheesecakes ;

Precaliente el horno a 350F.

En un molde para cupcakes vas a poner papelitos para cupcakes y rellenar con un poco de galleta. Presionar con un vaso pequeño hasta formar una superficie plana de galletas.

Hornear durante ocho minutos. Retirar del horno y reservar hasta que se enfríen totalmente.

Use una cuchara para mantecado pequeña que le ayude a transferir la mezcla de cheesecake a su molde para cupcakes. Llene aproximadamente 3/4 hasta la parte superior.

Hornee a 350F durante 18-20 minutos utilizando un baño de maria al momento de hornear con agua bien caliente. Apague el horno pero deje la puerta cerrada y deje reposar el pastel durante 20 minutos más en el horno. 

Retirar del horno y enfriar a temperatura ambiente. Cuando los mini cheesecakes estén totalmente fríos cubrir con una toalla o papel toalla y sellar con papel transparente de cocina para llevar a la nevera y dejarlo ahí por al menos 24 horas. 

Retirar el papel del cupcake al momento de servir y ddornar con crema batida.

Taller en video
Publicado en Uncategorized

Barriguitas de Vieja

Tortitas / Barriguitas de Vieja

También conocidas como buñuelos de calabaza o tortitas de calabaza, estas frituras típicas de Puerto Rico, doradas y crujientes por fuera, suaves por dentro y con un rico sabor dulzón y color anaranjado eran las favoritas de nuestras abuelas. Nada como llegar de la escuela y que tu abuela tuviera las barriguitas calientes y llenas de azúcar para alegrarte el día. Las barriguitas de viejas o barriguitas de calabaza, llamadas así por su forma redonda y textura arrugada es una de las frituras que más disfrutan en la isla y que es parte de nuestra herencia española-africana. Acompañame a prepararla pues entre el olor y el sabor te transportará a tu infancia y por lo tanto a nuestra hermosa isla de Puerto Rico. 

Ingredientes;

  • 1 libra de calabaza 
  • ½ taza de harina 
  • ¼ cucharadita de clavos en polvo
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas de azúcar morena
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de extracto vainilla
  • ¼ cucharadita de sal
  • azúcar 10x al gusto
  • Aceite para freir

Procedimiento;

Lo primero que vamos a hacer es picar la calabaza en pedazos pequeños y la vamos a llevar a una bandeja de hornear. En el horno precalentado en 350 grados de 20 a 25 minutos. Pasado ese tiempo la vas a sacar del horno y vas a llevar la calabaza a un envase profundo para mezclar y con un majador de papa o tenedor vamos a majar la calabaza hasta tener como una pastita. Luego vamos a incorporar la harina ya cernida, los clavos en polvo, el huevo previamente batido, la azúcar morena, la canela en polvo, el extracto de vainilla, la pizca de sal y vamos a mezclar hasta que todos los ingredientes se hayan unido todos. Prueba el sabor y de ser necesario añade lo que sea necesario. (En la preparación del video me toco añadir un ¼ mas de harina pues mi calabaza estaba bien madura, de ser necesario no le pongas mas que eso). La consistencia de la mezcla no debe quedar muy húmeda sino más bien un poco más sólida. 

Vamos a llevar a un sartén con aceite a medio alto y con la ayuda de una cuchara de mantecado o dos cucharas grandes regulares vamos a formar las bolitas con mezcla que pondremos en el aceite caliente. Vamos a esperar unos dos minutos y la viramos de lado. En este paso debes tener mucho cuidado pues se doran muy rápido. Retiramos del aceite y llevamos a un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.  Polvorear azúcar de confección sobre las tortitas  a tu gusto. Listo, ya tienes tus tortitas de calabaza. 

Taller