Publicado en Recetas

Quesitos de Nutella

Es el complemento ideal con un un buen café caliente Boricua

Uno de los postres más populares en las Panaderías de Puerto Rico son los llamados quesitos. Esta masa de hojaldre horneada es una delicia recubierta de azúcar, ligeramente crujiente y escamosa, rellena con queso crema. Es el complemento perfecto para un desayuno rápido con un buen café caliente. Sin embargo, no está garantizado que los fanáticos de este postre de Puerto Rico lo puedan encontrar en una pastelería fuera de la isla a no ser que sea un negocio de comida puertorriqueña. En este taller te voy a traer una versión novel con sabor a Nutella. Todos o casi todos somos amantes de este rico y clásico chocolate. Esta combinación de sabores hará que quieras prepararlos todo el tiempo pues son muy sencillos de hacer con un sabor adictivo.

Ingredientes;

  • Masa de hojaldre 
  • ½ taza de harina
  • 8 onz de queso crema
  • 2 cds de azucar
  • Nutella
  • ⅓ taza de agua
  • 1 huevo
  • Corn Syrup

Poner el queso crema a temperatura ambiente a ablandar unos minutos en la batidora. Si no tienes batidora lo puedes hacer con un batidor de mano o con una cuchara. Añadir dos cucharadas de azúcar al queso y mezclar por unos tres minutos.

Voy a preparar los primeros tres quesitos de forma original, o sea de queso crema solamente y el restante los voy a preparar de Nutella. 

Espolvorear con harina el área donde vas a trabajar y poner sobre la harina una lámina de las masas de hojaldre. Con un cortador vas a cortarla en cuadrados pequeños, en total hice 9 de una lámina de hojaldre. Estirar un poco con un rodillo. Usar harina para que no se pegue. Poner queso en el centro de la masa, yo estoy utilizando manga pastelera para manejarlo mejor pero puedes hacerlo con una cuchara. 

Mojar con un poco de agua los bordes de la masa de hojaldre para cerrarla. Estirar la masa de un extremos a otro y unir ambos extremos con los dedos y hacerle un doblez para cerrarlos. Repetimos este procedimiento para las dos esquinas restantes de forma tal que cierres totalmente ese quesito. Llevar a la bandeja de hornear con papel y poner boca abajo la parte donde tienes los cierres del quesito. 

Repetir el proceso de poner el queso en medio de la masa y añadir el chocolate Nutella también en el centro de la masa. Cerramos con agua los extremos del quesito y unimos con nuestros dedos haciendo un pequeño doblez a la masa. Poner la parte de la unión del quesito boca abajo en la bandeja de hornear.

Precalentar el horno en 350 grados. Preparamos un egg wash que no es otra cosa que un huevo batido con un poco de agua. Con la ayuda de una brocha o cuchara vas a poner el egg wash sobre cada quesito antes de llevarlos al horno, esto lo hacemos para darle ese colorcito dorado que tienen los quesitos. Llevamos al horno de 15 a 20 minutos dependiendo de tu horno. Pasado el tiempo de cocción sacar los quesitos del horno y con otra brocha o cuchara le pones sobre los quesitos el Corn Syrup para darle el azucarado perfecto a mis quesitos. Deja reposar unos minutos, adornar con más chocolate si lo deseas ya tienes tus quesitos.

Video paso por paso
Publicado en 𝘊𝘶é𝘯𝘵𝘢𝘮𝘦 𝘵𝘶 𝘏𝘪𝘴𝘵𝘰𝘳𝘪𝘢

Nuevo y ajeno

Mi nombre es Yaritza Santos Rosa. Soy de Corozal, Puerto Rico. Soy parte de la gran cantidad de personas que han dejado su patria para avecinarse en otros lares. Hace dos años migré con toda mi familia a Carolina del Norte, Estados Unidos. Todo comenzó en julio del 2018 a raíz de una propuesta de trabajo que le hicieron a mi esposo, Joel Pérez López, que requería relocalizarse fuera de la isla. Mudarnos a este país no era un plan que teníamos en mente, fue algo que nos tomó por sorpresa. Teníamos que tomar un decisión en muy corto tempo. Después del huracán María que azotó a Puerto Rico en el 2017, formalizarnos en Estados Unidos parecía una buena oportunidad para todos.

La transición fue un poco difícil al principio, ya que aunque nos mudamos a un lugar hermoso, todo se sentía nuevo y ajeno. Extrañábamos mucho nuestro círculo familiar, amistades y el calor de nuestra isla. Una vez establecidos, comenzamos a explorar el sector y lo primero que identificamos fue que la población hispana era muy pequeña en nuestra área. Aunque al comienzo nos sentíamos un poco huérfanos, vivir fuera de Puerto Rico nos ha dado la oportunidad de poder confraternizar y crear amistad con personas de otros países que hablan otros idiomas. Ya han pasado dos años y medio desde que emigramos y se ha convertido para nosotros en una vivencia enriquecedora poder compartir nuestra cultura, creencias y nuestro gustoso paladar con nuevos hermanos y a la vez aprender de su sociedad y tradición.

Uno de los desafíos que nos ha tocado enfrentar ha sido la búsqueda de los productos puertorriqueños que estábamos acostumbrados a conseguir en los supermercados de nuestra isla. Donde vivo, los productos puertorriqueños son sumamente limitados y es un verdadero reto encontrar mercancía comestible típica como: sofrito, plátanos, verduras, entre muchos otros que acostumbramos tener en nuestros hogares. Muchas veces, me ha tocado viajar largas distancias a estados vecinos para conseguir los ingredientes principales de ciertos productos para poderlos recrear en casa. Al mismo tiempo, he aprendido mucho y mi creatividad ha crecido significativamente.

A raíz de la decisión de mudarnos, mi rol en la familia cambió mucho. Sin familia como apoyo, tomamos la decisión de quedarme en la casa, enfocarme en la familia y hacer de esta mueva aventura una más llevadera para todos estos primeros años. Definitivamente me he reinventado de diferentes maneras. Me he enfocado en recrear recetas boricuas para mantener la tradición viva y sentirnos más cerca de casa. La cocina se ha vuelto mi lugar favorito y un pasatiempo que he comenzado a disfrutar mucho. Esto me ha ayudado a conocer mejor la gastronomía de mi isla y ciertamente valorarla.

En el futuro nos encantaría volver a nuestra isla amada; extrañamos tanto de ella. Mientras, estamos agradecidos con esta nueva oportunidad que se nos ha presentado. Seguiremos esforzándonos por mantener viva y presente nuestra cultura en la familia. Continuaremos cumpliendo sueños y metas, mirando al futuro con esperanza. Siempre orgullosos de nuestras raíces. ¡Un cálido abrazo a toda mi gente de puertorriqueña!

Si quieres participar de nuestra sección de “Cuéntame tu Historia” simplemente contactanos por cualquiera de nuestras redes sociales, a través de nuestra página web Yo Soy Diáspora o por email yosoydiaspora@gmail.com

Publicado en Recetas

Mermeladas de Frutas Naturales. Mermelada de Piña, Fresas y Mango

Lo prometido es deuda. Aquí les presento el taller de como preparar mermeladas de frutas naturales en casita. Yo las voy a estar preparando de piña, fresas y mango. Las estoy preparando con anticipación pues las vamos a necesitar para nuestro taller de polvorones de mañana domingo 21 de febrero. Vamos a rellenar los polvorones con estas mermeladas. Quedan deliciosas, son muy fáciles de hacer y te las puedes comer o acompañar con lo que tu quieras. ¡Que lo disfrutes!

Ingredientes;

  • 1 1/2 lb de fresas frescas
  • 1/2 piña picada en cantitos
  • clavos de olor
  • 1 1/2 taza de agua
  • 1 mango fresco
  • 2 palitos de canela
  • 3 tzs de azúcar
  • 2 limones

Procedimiento;

En la licuadora ponemos las fresas y lo voy a poner unos minutos a batir. Estoy buscando que se trituren un poco. Lo pongo a una olla a fuego mediano y le añado 2 tazas de azúcar. Mezclo todo hasta ver que se unen completamente y cuando veas que salen burbujas le bajas el fuego a fuego bajo. Añadir el jugo de un limón completo. Dejarlo cocinar durante 60 minutos a fuego bajo moviendo en ocasiones. 

Repetimos los pasos con la piña. Antes de ponerla en la licuadora córtala en pedazos pequeños. Llevarla a una cacerola a fuego mediano y le añado media taza de azúcar junto con media taza de agua. Mezclo todo hasta ver que se unen completamente y cuando veas que salen burbujas le bajas el fuego a fuego bajo. Añadir el jugo de un limón completo. Dejarlo cocinar durante 60 minutos a fuego bajo moviendo en ocasiones. 

Repetimos los pasos con el mango con la diferencia que el mango si lo voy a batir hasta obtener una consistencia mas liquida. Lo pongo en una cacerola y le añado media taza de azúcar junto con una taza de agua. Mezclo todo hasta ver que se unen completamente y cuando veas que salen burbujas le bajas el fuego a fuego bajo. Añadir el jugo de un limón completo. Dejarlo cocinar durante 60 minutos a fuego bajo moviendo en ocasiones. 

Cuando falten diez minutos para sacar la mermelada de piña y mango del fuego añadir un palito de canela y unos dos o tres clavos de olor a cada una de ellas. Esto se lo vas a quitar con una cuchara al terminar de cocinar. 

Retirar del fuego y dejar reposar hasta que estén a temperatura ambiente totalmente. Envasar y llevar a la nevera por al menos medio día para que enfríen y tomen más consistencia. 

Publicado en Recetas

Polvorones

Polvorones rellenos de mermelada casera

Los polvorones son unas galletas muy tradicionales en Puerto Rico. Generalmente son de almendra y vainilla. Son de consistencia durita y quedan perfectas para comer junto a un buen café. Generalmente la gente las decora con chispas de colores (grageas) o pasta de Guayaba. En este taller vamos a estar preparando varias cosas para hacer versiones distintas. Voy a estar preparando el sabor tradicional de almendra y vainilla pero también voy a preparar una versión con Coco. Debo confesar que al principio no me convencía esta opción pues estoy acostumbrada y me encanta el sabor original, pero una vez la probé simplemente no pude parar de comerlas.Además y como si fuera poco vamos a estar rellenándolas con mermeladas de frutas naturales hechas en casa. Son muy fáciles de preparar y quedan muy ricas. Voy a estar confeccionando mermelada de fresas, mermelada de piña y mermelada de mango. Estas mermeladas las puedes combinar con lo que tú quieras…así que no solamente sirven para los Polvorones. Un buen pan con mermelada no tiene precio .Así que te espero para que me acompañes a cocinar esta delicia tan tradicional boricua con un toque moderno. El video de las mermeladas lo voy a estar subiendo de forma separada.

Ingredientes;

  • 1 1/2 taza de harina
  • 1/2 cdta de extracto de vainilla
  • 1 cdta extracto de almendra
  • 1 1/2 cdta extracto de coco
  • 1/4 cdta Baking Soda
  • 1/4 cdta de sal
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/2 taza de manteca vegetal (Shortening) puedes sustituir con mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • Coco rallado

Procedimiento;

Cernir el azúcar y la harina. Poner en la batidora junto con el baking soda, la sal, el huevo y la manteca vegetal. Batir a velocidad baja de tres a cuatro minutos limpiando las esquinas. Una vez pasado el tiempo verás que tienes una mezcla arenosa. Utilizando tus manos limpias o con guantes mezclar con las manos para que le transmitan calor a esa manteca y se termine de mezclar bien quedando una masa unida. Separar la mezcla en dos partes iguales. 

Poner una de las partes nuevamente en la batidora y añadir el extracto de coco únicamente. Mezclar por tres minutos. Pasado el tiempo poner la mezcla en un papel plástico, papel de aluminio o ziploc y rotular el sabor. Limpiar la batidora y los utensilios pues vas a estar cambiando de sabor y no quieres que se mezclen los mismos. Poner la segunda mitad de la mezcla y añadir el extracto de vainilla y de almendras. Mezclar por tres minutos. Al terminar de mezclar ponerlas en papel plástico y rotularla para que no olvides cuál sabor es. Llevar ambas mezclas a la nevera por dos horas para que se compacte y concentre el sabor. 

Luego de las dos horas precalentar el horno en 350 grados. Sacamos las mezclas de la nevera y retiramos el papel. Tomamos la mitad con sabor a coco y con la ayuda de las manos calentamos la masa para hacerla manejable. Con una cuchara de mantecado vamos formando bolitas y con el dedo gordo formamos un hoyo en el centro de la bolita. Pasamos la bolita por el coco rallado y llevamos a la bandeja de hornear que ya debe tener papel de hornear o spray para hornear. Repetimos este paso hasta terminar esta mitad de la masa (no las vamos a hornear juntas para no mezclar los sabores. Ahora con las mermeladas que anteriormente habíamos preparado vamos a rellenar el centro de las bolitas de la mezcla. Llevamos al horno de 20 a 25 minutos dependiendo de tu horno.

Ahora vamos a formar las bolitas de almendra y vainilla. Lavamos nuevamente todo lo que vamos a utilizar. Utilizando la cuchara de mantecado formamos las bolitas y le hacemos el hoyo en el centro. Llevamos a la bandeja de hornear y rellenamos con la mermelada. Llevamos al horno de 20 a 25 minutos dependiendo del horno.

Las sacas del horno y espera a que enfríen antes de sacarlas de la bandeja. Y ya tienes tus polvorones listos. Rellenar con más mermelada de ser necesario. Servir con un buen café boricua. 

Publicado en Recetas

Aceite de Achiote

Para el taller de Pastelitos de Arroz y Pasteles regulares vas a necesitar el Aceite de Achiote. Muchas veces no lo consigues en el Supermercado así que te dejo la receta para hacerlo en casita.

Ingredientes;

  • 1 tza de aceite de canola
  • 2 cds de Achiote o polvo de anato

Procedimiento

Mezclas todo en una cacerola a fuego mediano hasta que veas burbujas. No sobrecalentar. Retirar del fuego y colarlo. Poner en el envase que vas a utilizar.

Publicado en Recetas

Pastelitos de Arroz de Corozal

No existe nada más corozaleño que los pastelitos de arroz. Si alguien le dice que los pastelitos de arroz son de otro pueblo le miente vilmente 😅. La peculiaridad de estas delicias es que son pequeñitos. Se pueden comer de un solo bocado. De ahí que se les llama y conocen como Pastelitos de Arroz, por su tamaño. En Corozal lo comemos de desayuno en las mañanas, pero realmente te lo puedes comer cuando tu quieras. Lo consigues en cualquier época del año, todo el año. Los encuentras cualquier día de la semana pero principalmente los fines de semana. Puedes conseguir los vendedores sentados fuera de sus carros o en kioskitos, ellos los venden a 2 o 3 pasteles por $1.00. Aquí les dejo mi versión de los mismos en la Diáspora.

Ingredientes;

  • 2 tazas de arroz
  • 7 tazas de agua
  • Sal al gusto
  • 3 lbs carne de cerdo
  • Adobo (yo uso Pavochón)
  • 1 lata de salsa de tomate
  • 3 cds de sofrito
  • Perejil al gusto
  • Cebolla en polvo al gusto
  • Orégano al gusto al gusto
  • Ajo en polvo al gusto
  • Cilantro al gusto
  • Curry al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • 2 sobres de sazón con culantro y achiote
  • 2 cubitos en polvo de carne de res
  • Pique al gusto
  • Aceite de achiote
  • 1/2 cebolla bien picada finamente
  • 1/2 pimiento verde bien picadito
  • 4 dientes de ajo machacado
  • 2 plátanos verdes verdes
  • hojas de platano
  • papel para pasteles (puedes usar papel de hornear)
  • hilo blanco

Con anticipación vamos a poner las dos tazas de arroz en un envase y le vamos añadir cuatro tazas de agua y un poco de sal. Esto lo tienes que dejar reposando unas tres o cuatro horas antes de utilizar el arroz. Mientras más tiempo mejor.

Preparación de la carne;

Yo voy a estar utilizando el Instant Pot pero lo puedes hacer en un caldero regular haciendo la salsa primero y luego añadiendo la carne, cocinar por una hora. En el Instant Pot pongo la carne y le añado el adobo, la lata de salsa de tomate, tres cucharadas de sofrito, perejil, cebolla en polvo, orégano, ajo en polvo, cilantro, curry, pimienta negra, sazón, los dos cubitos, el pique, tres tazas de agua, aceite de achiote, cebolla, pimiento verde y el ajo machacado. Voy a cerrar el Instant Pot y lo voy a poner en la funcionalidad de estofado. 

Una vez la carne está lista le vamos a sacar dos tazas del líquido de la misma pues la vamos a estar utilizando con el arroz. Utiliza un colador para separar el líquido de lo sólido.

Sacamos el arroz del agua con la ayuda del colador. Pelamos los dos plátanos y lo vamos a guayar con un rayador. Puedes utilizar la licuadora si no tienes uno.

En una olla a fuego mediano ponemos aceite de achiote a calentar. Una vez caliente le añadimos el arroz para sofreir pues no debemos cocinar en su totalidad el arroz ya que el mismo termina de cocinarse al momento de hervir los pastelitos. Añadir aceite de achiote hasta obtener un color anaranjado. Le ponemos las dos tazas de líquido que le sacamos a la carne, los plátanos rallados y un sobre de sazón y un poco de sal. El fuego debe estar bajo. Cerramos la olla y esperamos a que el líquido se evapore. Pendiente a que no se te pegue el arroz. Recuerda que no queremos cocinarlo en su totalidad.

Preparación de la hoja de plátano;

Las hojas de plátano las vamos a amortiguar. Esto lo puedes hacer de dos formas. Primero pones directamente la hoja de plátano en el fuego de la estufa de lado a lado unos segundos. El fuego es bajo. La segunda forma sencillamente pones la hoja en un envase grande y le añades agua hirviendo. El agua debe estar BIEN caliente. Dejas reposando en el agua de cinco a diez minutos y le retiras la misma. Secamos las hojas.

Formando el pastel;

En una mesa ponemos todos los ingredientes que necesitamos. El arroz, la carne de cerdo, las hojas de plátanos, el papel de pasteles (yo utilizo papel de hornear), el hilo cortado en pedazos pequeños. Lo primero que vamos hacer es poner el papel y luego una hoja de plátano. Seca la hoja si aún está mojada. Le ponemos unas gotitas de aceite de achiote sobre la hoja y esparcimos sobre la misma con la ayuda de la cuchara. Ponemos en el centro de la hoja una cuchara y media de arroz y aplastamos un poco formando como un círculo cuadrado. Le añadimos unos dos pedazos pequeños de carne. Cerramos el pastel doblandolo por la mitad en un movimiento rápido pues no queremos que se deforme el pastel. Empujamos el arroz hacia el centro y por las esquinas, aplastamos ligeramente formando un cuadrado. Doblamos los dos extremos (el borde) dos veces como sellando ese cierre y llevamos hacia el extremos del pastel y doblamos las dos esquinas. Lo cerramos con el hilo. Con un hilo como de 12 cm lo doblamos y ponemos los dos “brazos del hilo” sobre cada cierre del pastel, pasamos el extremo del hilo por dentro del doblez del mismo y cambiamos la dirección para cerrar (ver el video pues es difícil de explicar de forma escrita). Formamos un nudo y ya está cerrado.

A mi me salieron 24 pastelitos con estas cantidades. Me sobró bastante carne.

Los pastelitos ya formados los vamos a llevar al congelador hasta el momento de prepararlos.

Preparación del pastel;

En una olla a fuego alto ponemos agua con un poco de sal. Puedes esperar a que el agua hierva o simplemente los pones en el agua fría, esto no hace ninguna diferencia. Cocinar de 45 minutos a una hora siempre pendiente al agua pues si le tienes que añadir más agua a la olla pues se va a ir evaporando. Una vez pasado el tiempo retiras los pastelitos del agua. Y ya tienes Pastelitos de Arroz. Servir calientitos.

Publicado en Recetas

Sopas de Arroz con Leche

Luego del éxito de nuestro último taller del pan sobao ya tenía todo un plan para este proximo video pero llegó el frío intenso, el frío “pelú” como le conocemos nosotros y con este frío que mejor que preparar unas sopitas. Pero no puede ser cualquier sopita, tienen que ser las sopitas que nos preparaban nuestras abuelas en nuestra infancia, las Sopitas de Arroz con Leche. Que muchos recuerdos me han traído cuando las estaba preparando de mi niñez. Mi abuela era loca con prepararlas cada vez que llovía o me sentía mal. Tan importante en nuestra gastronomía y cultura que también existe una canción infantil donde se mencionan las sopitas. Algo asi dice la canción;

“Arroz con leche,
se quiere casar
con una viudita de la capital.
Que sepa tejer,
que sepa bordar,
que ponga la aguja en su campanal.”

No la voy a cantar lol pero si la sabes la puedes compartir con tus niños y de paso preparar estas deliciosas y tradicionales sopitas. Estas sopitas son ideales para los días fríos, los días lluviosos, cuando estamos enfermos, para los niños que comienzan a comer sólidos y hasta para nuestros abuelos.

Ingredientes;

  • 1/2 taza de arroz
  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de leche
  • 1 cdta sal

Ponemos dos tazas de agua en una cacerola mediana a fuego alto, añadir una cucharadita de sal y esperar a que hierva.

Lavamos el arroz.

Cuando el agua esté hirviendo ponemos el arroz en el agua con sal y movemos ocasionalmente para que no se pegue. Bajamos el fuego a mediano alto. Esperamos a que el agua se evapore casi en su totalidad y añadimos las dos tazas de leche. Bajar la temperatura a fuego bajo. Probar para ver si necesitas ponerle un poco de más sal. Mover ocasionalmente. Cocinar durante 15 minutos. Servir calientes.